Los expertos en tecnología frecuentemente tienen dificultades a la hora de comunicar con públicos no expertos. Ya sea de cara a potenciales inversores o clientes, ya sea dentro de la propia organización, las empresas tecnológicas a menudo requieren personas que sean capaces de “traducir” el vocabulario técnico a términos no especializados para su comprensión por un público más amplio.

En este taller proporcionamos las claves para que los especialistas en tecnología sean capaces de explicar su trabajo a no expertos de un modo efectivo, sin por ello bajar el nivel ni distorsionar la materia en cuestión.